Inicio
      Historia      Misión      Visión      Reuniones      Oración       Donaciones           
 

 

        Contenido
IGLESIA CRISTIANA CAÑAVERAL M.C.A.
MINISTERIO COMO LAS ÁGUILAS
BUCARAMANGA - COLOMBIA
CALLE 41 No. 23 - 36 CAÑAVERAL

INTRODUCCION

La vida Cristiana Verdadera
evita el libertinaje y el legalismo

Lo invitamos para que a través de la Biblia y la ayuda
de este primer capítulo  del libro conozca las verdades básicas de Dios
y su palabra y no sea víctima de los engaños de las religiones
ni se haga esclavo de los hombres.
Pero recuerde antes de estudiar esta pequeña guía, que
también hay mucha gente que cree que lo que ellos ya conocen y
saben de su doctrina es toda la verdad, pero el verdadero creyente
siempre estará aprendiendo más y corrigiendo sus errores.
La medida no es cuanto usted conoce, pues el conocimiento
envanece, sino cuanto de lo que usted sabe le ha hecho crecer
espiritualmente en amor hacia Dios y hacia los demás, pues
cuando usted deje de crecer dejará de ser bueno.
 

1 Corintios 8:1b.
El conocimiento envanece, pero el amor edifica.

                                Pastor: Omar Enrique Saiz M.


                                               ACEPTE A JESUCRISTO
                                                  (Yeshua el Mesías)

                           

                                      Empiece por esta sencilla oración:

Crea que Dios le oirá, él conoce su necesidad, su deseo de aceptarlo y pronto verá respuestas en su vida, pronúnciela con fe y si es posible con voz audible: “Señor Dios, quiero tener una experiencia personal con Jesús, reconozco que soy un pecador, vengo a ti como estoy, me arrepiento de todos mis pecados, te pido perdón y acepto el sacrificio que hiciste por mí en la cruz del calvario límpiame con tu preciosa sangre, hoy te abro mi corazón y te recibo como mi único Señor y mi suficiente salvador, escribe mi nombre en el libro de la vida, toma mi vida, mi presente, mi futuro, toma mis necesidades y problemas; y has conmigo la persona que tú quieres que yo sea; Gracias Padre nuestro en el nombre de Jesús amén.”
                       

                                                        CAPÍTULO 1

                                             Por que necesito ser salvo?


El Espíritu Santo el inspirador de la Biblia, dice que toda la raza humana ha pecado, (Romanos.3.23) es decir: (Romanos. 3:10) Como está escrito: “No hay justo, ni aun uno;”. Desde la desobediencia de Adán el primer hombre creado por Dios, todos los seres humanos están perdidos pues nacen muertos espiritualmente (Mateo 8;22) y son por esa corrupción esclavos de Satanás (Lucifer) quien fue el primer ser espiritual que se reveló contra Dios (Ezequiel 28;13) , este fue el ángel creado y caído que engañó al primer hombre inmortal, después que lo vio disfrutando de la tierra, por eso le robó su libertad, su autoridad, dañó este planeta y convirtió al hombre en esclavo de sus pasiones y en su esclavo. Le mintió al hombre diciéndole que Dios era un mentiroso y que el ser humano podía ser también un dios y por tanto nunca moriría, esto era muy distinto de lo que Dios les había dicho a Adán y a Eva. Génesis 2:17.

Fueron Adán y su mujer Eva expulsados del paraíso y perdieron por el pecado el privilegio de estar seguros muy cerca  y comunicados directamente con DIOS, ahora mueren espiritual y físicamente por eso tienen temor.

Por lo tanto todo ser humano, no importa la creencia o religión que tenga o las buenas obras que practique, sino se entrega a Jesucristo el único camino a Dios y lo hace mediante un sincero arrepentimiento y se convierte de sus malos caminos en un Cristiano practicante aunque no sea perfecto, no se salvará y nunca será un hijo de Dios, está condenado eternamente a sufrir lejos de Dios y su vida será influida aunque no quiera por Satanás y sus espíritus malignos, ángeles caídos o maestros iluminados, “seres de luz” que no son otra cosa que demonios. (Efe.2:2).

Por eso la tierra y la raza humana están sufriendo tanto. El Diablo odia a todos los seres humanos, porque es a las únicas criaturas que Dios les concede el perdón y los ha llamado ahora a ser hijos de Dios, a vivir eternamente en su cielo con Él, en la nueva tierra y a heredar sus promesas, y Satanás esta airado porque aquí Dios ahora nos dio poder y autoridad para vivir fortalecidos y sin temor en un mundo corrompido, con poder para echar fuera demonios y también para juzgar un día a los ángeles caídos (demonios o espíritus del mal)1 Co. 6:3a.

Ningún ser humano podrá tener nunca méritos propios o suficientes para ganarse la salvación y no ir nunca al lago de fuego (Apocalipsis 20:15 ; Mateo 13 :49,50); Por eso Dios proveyó el único modo de salvación posible, haciéndose hombre y pagando con su muerte en la cruz, todo lo que el hombre debía pagar pero no podía, pues Dios dice que la paga del pecado es muerte, y que sin derramamiento de sangre no hay remisión de los pecados (Hebreos 9:22); o sea que todos los seres humanos debíamos pagar con el derramamiento de nuestra propia sangre, pero Dios no podía aceptar nuestra sangre contaminada e impura por eso Jesucristo el Hijo de Dios el cual es Dios, con el derramamiento de su sangre pura y mediante su resurrección, nos abrió un camino único al padre, la salvación y la restauración de la raza caída, pero esto es solo para aquellos que acepten su sacrificio recibiéndolo a él como su único Señor Salvador y que estén dispuestos si es posible a morir por obedecerle en todo.

Satanás quiso interferir ese plan de Salvación para el hombre, influyendo para que Herodes mandara a matar a Jesús cuando era un niño, luego quiso tentarlo en el ayuno en el desierto, pero como no pudo entonces decidió actuar sobre los sacerdotes de aquella época, para que mataran a Jesús, pero ya sin saberlo estaba contribuyendo al plan establecido por Dios.

Satanás vio más su derrota desde que Jesús vino al mundo para deshacer las obras del diablo (1 Juan 3;8), además Satanás ya había sido juzgado ante el trono de Dios Juez Supremo del universo, Juan 16:11:” y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.” fue juzgado y por tanto ahora es reo y sabe que todo está perdido, fue derrotado y vio aterrado como Jesucristo había resucitado de entre los muertos habiendo ya pagado por el pecado de la humanidad.

Desde ese instante hasta ahora dos mil años después lo vemos más furioso pues Jesús está a punto de regresar; el Diablo ha acelerado su ataque y estrategias para la destrucción del hombre y la tierra (hasta donde Dios se lo ha permitido), y sigue inventando más filosofías, religiones y distracciones para que el hombre no mire al único que lo puede salvar que es Jesucristo.

Dios reveló este plan redentor desde Génesis 3:15; que dice que del pueblo de Dios (”la mujer”), sus hijos (”la simiente suya; Cristo”) le pisaría la cabeza a Satanás la serpiente antigua.

Aunque todos los hombres somos criaturas (creación) de Dios. Él no tiene un compromiso con nosotros hasta tanto nosotros no le reconozcamos. Jesucristo nos redimió, pagó un alto precio por nosotros, ahora como cristianos le pertenecemos a Dios y debemos vivir para agradarlo a él y no para agradar los deseos de nuestra naturaleza carnal, por eso todos los que viven en Cristo, ya no viven para sí, ni para agradar al mundo y sus deseos, sino para agradar a aquel que murió y resucitó por nosotros. (2 Corintios 5:15), (Juan 4:20), (2 Corintios 5:17) y (Gálatas 2:20).

¿Podemos salvarnos de varias maneras?


Ninguna religión, el altruismo, la propia moral, las buenas obras, el seguir a Dios a su manera, ni la reencarnación (que no existe), ni ningún sacrificio por grande que sea puede otorgarnos la salvación; si así fuera entonces Jesucristo no habría tenido necesidad de venir a morir en la cruz del calvario por nosotros. Como cristianos debemos tener muy claro, que no existe nada aparte de la fe en Jesucristo que nos lleve a Dios.

Efesios 2:8,9
Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.

1 Timoteo 2:5
Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,

Hechos 4:12
Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Tito 3:5
Él nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino conforme a su misericordia, por medio del lavamiento de la regeneración y la renovación por el Espíritu Santo,

¿Que necesitamos para ser salvos?

Para ser salvos necesitamos creer en él, arrepentirnos de todo pecado, recibirlo de palabra, con fe y amarlo obedeciendo todos sus mandamientos. Tener fe en la Sangre de Jesucristo.

Hechos 2:21
Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Hechos 11:14
él te hablará palabras por las cuales serás salvo tú, y toda tu casa.

Hechos 16:30-31
y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? 31Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.

Romanos 10:9
que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Marcos 16:16
El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

Juan 8:24:
Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.

 

 

QUE HAY AQUI
PARA TI

QUE HAY AQUI
PARA TI


                                                       
                                                     


 


 

 


 

 

 

 

 

 

 

 






 

 

Noticias-Proféticas
Predicadores-Textos
Predicadores-Audio
Enseñanzas Escritas
Enseñanzas-Audio
En Que Creemos
Thursday, 02 de January de 2014