ENSEÑANZAS

 

  
     Inicio
      Historia      Misión      Visión      Reuniones      Oración       Donaciones           

 

 

                                                       
                                                     
 

 

            

                                                            

EL PECADO DEL SILENCIO

Por Adrian Rogers

 

Tengo una gran carga en mi corazón al iniciar este programa. La nación está manchada e inundada con la sangre de niños inocentes, asesinados en el vientre de sus madres. Mas la doble tragedia es que muchos de nosotros, muchos,  estamos neutralmente sentados sin decir nada.

Tomen la Palabra de Dios y busquen Proverbios 24. Si usted siente lo que yo siento y es pro-vida, sabe que lo que creemos, aquello por lo que trabajamos y oramos, ha recibido algunos golpes muy severos en los últimos tiempos. Pero no es un golpe para dormirnos sino para despertarnos. Proverbios 24:10-12: “Si fueres flojo en el día de trabajo, tu fuerza será reducida.
 Libra a los que son llevados a la muerte; salva a los que están en peligro de muerte. Porque si dijeres: Ciertamente no lo supimos, ¿acaso no lo entenderá el que pesa los corazones?
 El que mira por tu alma, él lo conocerá, y dará al hombre según sus obras”.

En los últimos 20 años, 30 millones de personas inocentes han muerto; han muerto por ejecución sin haber tenido un juicio, sin un asesor legal. Han sido ejecutadas en forma cruel e inhumana. Si usted mira su reloj, cada 21 segundos un pequeño bebé morirá en los Estados Unidos por ejecución; algo sucede en la nación que es incomprensible. En los Estados Unidos usted puede ser multado con  5 mil dólares y/o un año de prisión por aplastar el huevo de un águila. ¡Por quebrar un huevo 5 mil dólares y hasta prisión! Pero en este mismo país usted puede ganar salarios exorbitantes asesinando bebés en el vientre de sus madres. Hoy en los Estados Unidos una joven adolescente en la escuela secundaria puede recibir, y recibirá en la mayoría de los casos, educación sexual. Por ejemplo, en una clase de educación sexual se le enseñará a ella y a los jóvenes cómo practicar el sexo sin las complicaciones de enfermedades o embarazos. Por supuesto que también sin el permiso paternal le darán anticonceptivos. Pero si una colegiala en los Estados Unidos queda encinta puede ir a una clínica y sin el conocimiento y consentimiento de sus padres terminar con el embarazo indeseable y abortar el bebé. Y sin embargo, en los mismos Estados Unidos, esa misma clínica de salud escolar no puede dar una aspirina sin el permiso paternal, y no puede perforar las orejas a una jovencita sin el permiso de sus padres.  

Quiero darles 3 razones porqué nosotros no debemos guardar silencio. Se que lo que tengo que decir hoy es desagradable. Se que no es uno de esos mensajes felices y optimistas, pero no debo quedarme en silencio y usted no debe guardar silencio. Daré tres razones:

1.       Es cuestión de vida. Grábeselo en su corazón, es cuestión de vida. Busque conmigo el salmo 139, por favor, y leamos los versículos desde el 13 hasta el 16, el salmista dice: “Porque tú formaste mis entrañas; tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo, bien que en oculto fui formado, y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas”.  Subraye esta frase, por favor: que fueron formadas, sin faltar  una de ellas. ¿Qué nos dice este versículo? Pues muchas cosas, mas les diré esto: Cuando una mujer esta encinta, Dios esta formando un niño; Dios mismo forma al niño en el vientre de esa madre. El salmista dijo que es formidable y maravilloso. El mismo salmista dijo que ese niño en el vientre de la madre es el sujeto y el objeto del amor y del interés de Dios. Ahora, es cuestión de vida, les repito, es cuestión de vida. ¿Cuándo comienza la vida? Según la Biblia comienza en la concepción. ¿Y qué de la ciencia?  Científicamente es tan fácil  ver que esa vida comienza en la concepción. Pero mi amigo, una célula humana se compone de 46 cromosomas: 23 son suplidos por el  padre y 23 por la madre. Esa estructura celular en el bebé es tanto del padre como de la madre. Esta es la razón por la cual ninguna madre puede decir: “A nadie le importa lo que hago con mi cuerpo”. No es su cuerpo. Hay una criatura diferente; los cromosomas de un padre y de una madre están  presentes. El bebé está en un continuo proceso de desarrollo. Ahora, si usted toma un bebé recién concebido ya es un bebé; si toma un bebé que se desarrolla en la matriz de una madre, es una persona. Si toma un bebé recién nacido, él  es una persona. Si toma un bebé que llega a ser un niño, él es una persona. Tome a un niño en su primer día escolar,  es ya una persona. Tome a una persona joven como las que me escucha en este momento, todas son personas.  Tome un apuesto joven adulto, es una persona. Tome una persona adulta en edad, y es una persona. Todas están en una etapa continua de desarrollo pero todas son personas, mi querido amigo, según la Palabra de Dios e incluso según la ciencia. Así que, número uno, es cuestión de vida. No estamos hablando tan solo de deseos. Es cuestión de vida. Es un niño, un niño en el vientre de la madre.

2.       No solo es cuestión de vida, es cuestión de amor. ¿Qué hay de malo en el aborto? Si de hecho es un bebé en el vientre de la madre, entonces ¿cómo debe ser tratado? Se lo diré cómo debe ser tratado. Pero mejor no, voy a dejar que Jesús lo diga. Mateo capítulo 7, versículo 12: “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas” Lo que Jesús quiso decir al mencionar la ley y los profetas era que toda la Biblia, todo el Antiguo Testamento, la Biblia que ellos tenían en esa época, estaba resumida en tratar a otros como nosotros queremos que nos traten. ¿Qué madre quiere ser asesinada por desmembramiento? Bueno, madre, si usted quiere que nadie le haga eso, no se lo haga a su bebé. ¿A qué doctor le gustaría ser atrapado en una celda y ser asesinado al derramar sobre su cuerpo ácido corrosivo, forzando dicho ácido en sus pulmones y permitiendo que él convulsione por horas antes de morir? Los planificadores sociales dicen que el aborto y sus leyes son principalmente para las sobrecargadas y pobres. Pero permítame decir algo: El 76% de las mujeres que abortan son solteras y el 53% no tienen hijos; no es porque estén sobrecargadas. La mayoría tienen más de 20 años, o sea que no son adolescentes, y la gran mayoría son de raza blanca, de clase media y media alta; así que esto se basa, principalmente, en el egoísmo. ¿Sabe usted cuál es el peor extremo del egoísmo? El peor extremo del egoísmo, tal como yo lo veo, es la industria multimillonaria de dólares del aborto. Hay doctores en los Estados Unidos que viven en extravagantes mansiones, porque estos doctores están en el macabro negocio de tomar vidas. Cada ladrillo en sus mansiones es, por así decirlo, el hueso de un niño, y la mezcla es la sangre de los niños. Ellos están en el negocio de asesinar por contrato. Deuteronomio 27:25 dice: “Maldito el que recibiere soborno para quitar la vida al inocente”. La maldición de Dios está sobre ellos. Y eso lo puedo decir con toda seguridad, basado en la Palabra de Dios.

3.       Es cuestión de lógica. Se que existen algunos que tienen sus complicados, obtusos, interesados y escandalosos argumentos, y sé que muchos de ellos que me están escuchando ahora mismo están muy enojados por lo que estoy diciendo, si es que ya no han apagado sus radios. Yo lo sé. Pero amigo, no podemos guardar silencio. Quiero que usted examine algunos de estos argumentos y examine si realmente suenan lógicos. Por ejemplo, hay algunos que dicen: “bueno, no es aún un bebé mientras esté en la matriz de la madre; la vida comienza al respirar”. Eso es una tontería, mi amigo. El niño necesita oxigeno para sobrevivir en el vientre de la madre. Ya tiene vida y recibe oxigeno a través del cordón umbilical. Otra persona tal vez diga: “Pero qué de todos esos niños concebidos por violación e incesto”. ¿Qué? ¿Va usted a jugar a ser dios en un asunto como éste? ¿Va usted a decidir que un bebé concebido por violación o incesto no debería vivir? Le recuerdo que la famosa Ethel Waters nació de un embarazo causado por una violación. Gracias a Dios por la forma en que ella tocó esta vida en este mundo. Además acuérdese usted que Ruth una pariente del Señor Jesucristo, recibió su vida a través de la descendencia de Moab quien nació de una relación incestuosa. Y estamos hablando de Ruth, una pariente del Señor Jesucristo. Ahora bien, si usted dice que un bebé nacido de una violación o incesto no debería vivir, permítame ponérselo de esta forma: ¿Qué pasa si hay un bebé de 1 mes de vida en la cuna, producto de una violación o incesto: mataría usted a ese bebé? ¿Y qué si hay un bebé de 2 meses? O un niño de 5 años, ¿lo mataría? ¿Va a ser usted el que diga que porque el niño fue concebido en circunstancias que usted no aprueba, esa criatura debe morir? Recuerde, ese bebé fue un niño en el vientre de su madre, tanto y como  es un niño fuera del vientre de la madre. Además, y los abortistas saben esto y no quieren por supuesto que usted lo entienda, esta no es la razón por la que están a favor del aborto; debido a esos bebés que nacen por violación o incesto. Eso es solo una minúscula cantidad del problema. La décima del 1% de los abortos se ejecuta en bebés concebidos como producto de una violación o incesto. Así que esta  razón es simplemente  una cortina de humo; es el argumento que usan. Bien, alguien más dirá, pero y ¿qué del asunto de la deformidad? Si sabemos que el bebé en la matriz de la madre va a nacer deforme, ¿no deberíamos eliminarlo aún antes de que nazca? Bien, quiero hacerle una pregunta ¿cree usted que es lógico pensar en esta forma? ¿Cree usted que la gente con defectos debe ser asesinada? ,¿eliminada? Si es así, hay algunos de ustedes mis amigos oyentes que no podrían estar vivos, incluyendo el que les habla, porque todos tenemos defectos. ¿Cuán perfecto tiene usted que ser para vivir? ¿Dónde comenzamos cuando empezamos a eliminar a aquellos que tienen defectos? ¿Qué hacemos con los bebés que nacen deformes o defectuosos? ¿los ejecutamos? Al comenzar a eliminar a los indeseables, estimados amigos, ¿a dónde paramos? Piense: ¡infanticidio después del aborto! ¡Aniquilamos a los bebés que tienen defectos! ¡Eutanasia para los viejos! Entonces, llamemos al Dr Kevorkian y a los suyos para que se encarguen de los viejos. Genocidio, ¡hagamos una limpieza étnica, y nos deshacemos en esta forma de toda una raza! ¿Dónde paramos? Todas estas cosas son ilógicas.

Y alguien puede presentar otro argumento: “¡Oh, el cuerpo de una mujer es de ella para hacer lo que ella quiera con él!”  Amigos, esto no es cierto. Esto es una mentira diabólica. Según las leyes de hoy, ella, por ejemplo, no puede ser una prostituta en la mayoría de los estados en los  Estados Unidos y, ciertamente, no es legal que una mujer o un hombre se inyecten con heroína. En Tennessee, me dicen que debo abrocharme el cinturón de seguridad cuando estoy manejando mi carro, ¡jaá! y pensé que era mi cuerpo. No, no, no,  entendamos que en una civilización el cuerpo de una mujer no siempre es de ella para hacer con él lo que ella quiera. 

Pero amigo, es que no estamos hablando del cuerpo de ella. No estamos hablando de su cuerpo. Hablamos de una vida que vive en ella. Ella es simplemente la anfitriona. Hay un invitado en su vientre, deseado o no.

Y ya voy a terminar. ¿Qué debemos hacer frente a todo esto?:

1.       Usted debe estar informado, y es el porqué predico este mensaje

2.       Necesitamos trabajar y orar por una enmienda constitucional que haga que el aborto en demanda sea ilegal

3.       Debemos enseñar y predicar la moralidad sexual, en el hogar, sí, y en la iglesia.

4.       Necesitamos tener más compasión con las madres solteras. En muchas ocasiones las conducimos a los brazos “amistosos” de las clínicas de aborto.

Pero ¿qué más debemos hacer? Debemos orar a Dios y pedirle  que tenga misericordia con esta nación, y que envíe un avivamiento espiritual. Dice la Palabra: Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos, entonces Yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Pero ¿qué más debemos hacer? Debemos predicar el evangelio glorioso y salvador de Jesucristo, para que la gente llegue a conocerlo como su salvador personal y cambie sus corazones para poder cambiar sus vidas. ¿Sabe qué anda mal, no solamente en nuestro país sino en todo el mundo? ¿Sabe quién ha fallado principalmente? Nosotros, los predicadores del evangelio hemos fallado. Las iglesias… han fallado Antes teníamos una moralidad bíblica en el país, pero esta rápidamente parece que va desapareciendo en el horizonte. Hoy vivimos en otra sociedad donde tenemos moralidad por mayoría y por conveniencia, en lugar de la firme diferencia entre lo bueno y lo malo.

No existe nada en los Estados Unidos hoy que no pueda cambiarse radicalmente, dramáticamente y hasta velozmente, si tuviésemos una generación de predicadores en los púlpitos a través del país que enseñen: Así ha dicho Jehová… así ha dicho Jehová.

Reconozcamos, estamos en una crisis, y no debemos guardar silencio. Hable de todas las formas que pueda. Pero sobretodo, tenga sus rodillas dobladas y ore al Dios omnipotente.

Padre amado, sella este mensaje en cada uno de nuestros corazones. Haz llegar tu Palabra y cambia la actitud de los hombres. Haznos respetuosos de la vida que tú nos concedes, y de la vida que tú concedes  a otros. En el nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

        Contenido                                     
EL PECADO DEL SILENCIO 

CALLE 41 No. 23 - 36 CAÑAVERAL

QUE HAY AQUI
PARA TI

QUE HAY AQUI
PARA TI

 

 

 


 

miércoles, 16 de mayo de 2012